La Mujer Más Bella

Un día me pregunté,
¿Quién es la mujer más bella del mundo?
Para encontrar mi respuesta,
busqué entre las rosas más dulces
que osan destruir las tinieblas
con el resplandor de su belleza.

Entre la miel y los aromas,
las rosas y los claveles,
encontré a la mujer más bella de todas.
Su belleza era tal
que aún a cien mundos
se veía su angélico resplandor.

Su belleza era grande,
pero por lo que se veía su resplandor,
¡Era su gran amor!
Contenía un amor inimaginable,
por lo que en seguida supe
que era mi madre.

La madre es la mujer
más bella del mundo entero,
pues nos enseña a amar,
nos enseña los secretos del universo;
y quien nos los enseña,
se reconoce por su belleza.

About Gabriel Mongefranco

Gabriel Mongefranco is your software developer for all things data: extraction, integration, analytics and security. He is also a blogger, a poet, a proud father and a faithful Christian. He is always eager to contract with faith-based nonprofits! Learn more.